¿En el orden del día deben figurar todos los asuntos?

Es reiterada la jurisprudencia en torno a la aplicación del actual artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal exige que en el orden del día de la convocatoria de la Junta de Propietarios se fijen con claridad los asuntos objeto de debate.

Esta prohibición tiene como finalidad el que los copropietarios tengan conocimiento de las materias que se van a tratar, de modo que exista una plena concordancia entre el contenido del orden del día y los temas que se debatirán. La finalidad de que quede claramente fijado  el orden del día permite cumplir con la exigencia de que los comuneros puedan adquirir antes del momento  de celebración de la Junta la suficiente información para votar respecto a las materias que van a ser  discutidas, o bien para decidir si delegan su voto a favor de un tercero, o si, en su caso, optan por no asistir a su celebración.

La asistencia a las Juntas de propietarios es voluntaria, de modo que dar validez a la inclusión de asuntos a tratar al margen de los fijados en el orden del día permitiría conseguir la inasistencia de determinados propietarios para obtener la aprobación de acuerdos prescindiendo de su voluntad.

Así lo viene declarando reiteradamente nuestro Tribunal Supremo

Etiquetas: